Qué el turismo está sufriendo una crisis debido al efecto devastador del COVID-19 ya es un hecho. Enfrentamos un nuevo prisma donde la forma de ver nuestro día a día se vive en pleno cambio constante. Nuestra calidad de vida también ha cambiado y con ello nuestra libertad para disfrutar el turismo.

Desde el punto de vista de la accesibilidad, se ha convertido en un imprescindible que favorece la seguridad y minimiza el riesgo en su máxima expresión.

Romper con la crisis es posible, mejorando la calidad de los servicios, prestando una especial atención en la excelencia del trato al cliente, y lo que es aún más importante: extremando la comunicación fluida en formato accesible, actualizada en tiempo real y siendo priorizada como objetivo para fortalecer relaciones entre entidades y clientes.

En cuanto a las instalaciones, disfrutar de espacios accesibles, implementados con soluciones tecnológicas accesibles, ofrece garantías en cuanto a la seguridad y salud de sus usuarios, que buscarán destinos seguros antes de proceder a la planificación de sus destinos turísticos.

La accesibilidad certificada es un derecho al alcance de todos. INFINIA ACCESIBILIDAD pone a disposición un equipo de trabajo experimentado y experto en materia de seguridad, riesgos, responsabilidad social corporativa, calidad, sostenibilidad y accesibilidad para frenar la crisis que enfrentamos en Turismo. Además de su recorrido planificando estrategias turísticas accesibles e inclusivas en varios puntos del territorio español y sus sistemas de gestión.